sábado, 28 de mayo de 2016

América Latina requiere cambios sociales para combatir la violencia infantil

América Latina necesita cambios culturales y sociales para mejorar en el combate a la violencia infantil y adolescente, señalaron varios expertos de organizaciones internacionales que hoy participaron en Montevideo en un seminario sobre esa temática que se desarrollará hasta el viernes.

La conferencia de hoy, denominada "¡Niñ@Sur es hora!: Libre de violencias contra niños, niñas y adolescentes hacia el 2030", congregó a expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El director general del Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes de la OEA, el uruguayo Víctor Giorgi, dijo a EFE que "la región tiene un doble discurso en relación a la infancia" dado que se habla mucho del "amor y del cuidado de los niños" pero existe una "presión muy fuerte" en cuanto al control y la disciplina de las nuevas generaciones.

En ese sentido, destacó que al margen de los castigos físicos, hay otras actitudes violentas "más cotidianas" que no despiertan tantas alarmas y que "son aceptadas como algo lógico dentro de las familias".
"El adulto piensa que si renuncia a la violencia pierde la autoridad (...), sentimos que no tenemos otros recursos frente a los niños para disciplinarlos que ese ejercicio de la violencia, que puede ser física, pero también puede ser psicológica o simbólica", agregó.

En cuanto al papel de la legislación señaló que la mayoría de los países tienen normativas al respecto o trabajan en ello, pero recalcó la necesidad de un cambio cultural y social ya "solo la ley no alcanza", remarcó Giorgi.

En el seminario también participó el representante en Uruguay de Unicef, el griego Paolo Mefalopulos, quien coincidió con Giorgi y señaló que "un cambio social de esa naturaleza necesita mucho tiempo y esfuerzo".

Acerca de otros tipos de violencia que sufren los menores, Mefalopulos apuntó al acoso y el abuso sexual, los cuales son "mucho más difíciles" de detectar y que requieren la habilitación de canales para que las víctimas puedan denunciar y una mejor formación de los educadores para la detección temprana de esas situaciones.
Además, también se abordó el tema del ciberacoso, que niños y adolescentes viven, entre otras formas, a través de mensajes intimidatorios en las redes sociales, bromas pesadas y la difusión de vídeos de contenido sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios