miércoles, 31 de octubre de 2012

Elevados índices de maltrato infantil en Chile



  • Uno de cada cuatro infantes en el país es víctima de violencia física grave
    • Foto: Archivo Vanguardia
    Chile. El 71 por ciento de los niños en Chile son víctimas de algún tipo de violencia por parte de sus progenitores, y de ellos más del 51 por ciento sufren agresiones físicas, reveló hoy un informe de la Unicef. 


    De acuerdo con el estudio, uno de cada cuatro infantes en el país es víctima de violencia física grave y un 8,7 por ciento de los niños menores de 14 años de alguna manera ha sido blanco de abuso sexual. 



    El informe dictamina que por lo general el primer abuso de este tipo ocurre a los ocho años y medio, y del total de casos, tres de cada cuatro corresponde a niñas. 



    Los causantes del maltrato tienen como promedio los 30 años, la mayoría (el 75 por ciento) son hombres, y en el 88,5 por ciento de los casos tuvieron algún tipo de vínculo anterior con la víctima, señala el reporte del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). 



    En entrevista con Radio Cooperativa, la psicóloga y encargada del área de Protección de Unicef, Soledad Larraín, consideró que en estos casos el abuso se va gestando paulatinamente, que más de la mitad es en forma reiterativa, se capta la confianza de los niños y posteriormente comienza la situación abusiva y lo entrampa en el silencio. 



    "En la familia (se da) en un 50 por ciento, en el entorno inmediato como son vecinos, amigos de la familia, en el barrio" precisó Larraín, enfatizando que según la encuesta aplicada, en "pocos" casos salieron mencionados los profesores. 



    La especialista aseguró que los abusos ocurren "en todos los niveles sociales", aunque con mayor presencia en los de más escasos recursos, lo cual se asocia "a las condiciones de vivienda, al tema del hacinamiento, a las dificultades que tienen los padres en las medidas de protección de los hijos". 



    Frente a esta situación, la experta realizó un llamado para que se solucione lo que identificó como una deuda pendiente grande en Chile, que es implementar un programa masivo y obligatorio de educación sexual. 



    "El abuso sexual muchas veces encuentra un terreno fértil en la falta de información de los niños. (...) Tiene que haber una educación sexual general en los colegios que informe a los niños y no los deje como analfabetos frente a situaciones de manipulación o abuso sexual", comentó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios