miércoles, 20 de diciembre de 2017

alleres. A través de reflexiones sobre la teoría de los sistemas, las lealtades familiares, la violencia social, el abuso sexual y la relación entre las víctimas y victimarios, los periodistas participantes aprendieron a profundizar en el fenómeno de la violencia desde una visión holística. Kathy Juárez Almendárez Participaron periodistas de Managua, Matagalpa, Sébaco, Madriz, Bluefields, Bilwi y otras ciudades. Foto: Cortesia/END Ampliar Participaron periodistas de Managua, Matagalpa, Sébaco, Madriz, Bluefields, Bilwi y otras ciudades. Participaron periodistas de Managua, Matagalpa, Sébaco, Madriz, Bluefields, Bilwi y otras ciudades. Foto: Cortesia/END Ampliar Participaron periodistas de Managua, Matagalpa, Sébaco, Madriz, Bluefields, Bilwi y otras ciudades. Participaron periodistas de Managua, Matagalpa, Sébaco, Madriz, Bluefields, Bilwi y otras ciudades. Foto: Cortesia/END Ampliar Participaron periodistas de Managua, Matagalpa, Sébaco, Madriz, Bluefields, Bilwi y otras ciudades. + NOTICIAS Mujer acusa a actor T.J. Miller de agresión sexual y golpearla NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS | Dic. 19, 2017, 10:30 p.m. Latinoamérica, la región más peligrosa para periodistas en 2017 VIENA, AUSTRIA | Dic. 19, 2017, 10 p.m. Las violaciones sexuales se disparan un 524 % en El Salvador en el 2017 SAN SALVADOR, EL SALVADOR | Dic. 19, 2017, 8 p.m. Managua, Nicaragua | 19 Diciembre 2017 | 12 a.m. | Edición Impresa Un total de 195 periodistas de diversos medios de comunicación a nivel nacional y 49 artistas amigos de la niñez han sido capacitados sobre la visión sistémica de la violencia sexual contra la niñez y la adolescencia, y su tratamiento periodístico entre el año 2016 y 2017 por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). “En la Agenda para el Desarrollo Sostenible de 2030 figura un llamamiento ambicioso para poner fin a la violencia contra los niños y se reconoce su erradicación como un componente esencial del desarrollo sostenible. Un paso crucial para lograrlo es la movilización de la voluntad política y la promoción de estrategias basadas en pruebas empíricas para abordar múltiples factores que contribuyen a la violencia, incluidas las normas sociales y culturales que condonan la violencia”, expresa Unicef en la publicación: “Una Situación Habitual: Violencia en las vidas de niños y adolescentes” (1 de nov. 2017). La iniciativa de Unicef surge en el contexto de la estrategia global #FinDeLaViolencia contra la niñez y la adolescencia, en la que se circunscribe, y la estrategia de comunicación sobre la prevención del abuso sexual con el objetivo de brindar nuevas herramientas para mejorar el abordaje periodístico e interiorizar la responsabilidad ética y social de los medios en los temas de violencia que afectan a la niñez y la adolescencia. El estudio de Unicef, “Una situación habitual: Violencia en las vidas de niños y adolescentes”, menciona que cerca de 300 millones de niños de 2 a 4 años en todo el mundo (3 de cada 4) son habitualmente víctimas de algún tipo de violencia por parte de sus cuidadores; 250 millones (6 de cada 10) son castigados por medios físicos. En las escuelas, cerca de 130 millones de estudiantes entre las edades de 13 a 15 años experimentan acoso escolar. En el 2015, la violencia costó la vida de 82,000 adolescentes en todo el mundo entre las edades de 15 a 19 años. Igualmente, el estudio señala que en la violencia sexual en 38 países de ingresos bajos y medios cerca de 17 millones de mujeres adultas informan haber tenido relaciones sexuales por la fuerza en la niñez; en 28 países de Europa se registra que 2.5 millones de mujeres sufrieron violencia sexual antes de los 15 años, 9 de cada 10 señalan haber sido víctimas por alguien cercano a ellas. En Nicaragua, el Instituto de Medicina Legal (IML) de la Corte Suprema de Justicia indica que de los peritajes realizados entre el 2013 y el 2015, el 82% de estos fue por abusos sexuales a niñas, niños y adolescentes menores de 17 años y perpetrados por un familiar o persona conocida. La metodología Olga Moraga, especialista en comunicación de Unicef Nicaragua, expresó que en los talleres se partió de que los periodistas y comunicadores sociales participantes de Managua, Chinandega, Matagalpa, Sébaco, Estelí, Nueva Segovia, Madriz, Jalapa, Bluefields y Bilwi, expusieron sus vivencias de cómo viven la violencia en su vida personal, familiar y profesional. De esta manera es fácil entender el fenómeno de la violencia en sus diversas manifestaciones. A través de reflexiones sobre la teoría de los sistemas, los juicios, las lealtades familiares, la violencia social, las constelaciones familiares, el abuso sexual y la relación entre las víctimas y victimarios, los participantes aprendieron a profundizar en el fenómeno de la violencia desde una visión holística. La metodología del taller permite que los participantes entren en conexión con sus temas personales, identifiquen las manifestaciones de violencia en su entorno familiar, laboral y social. Con los ejercicios prácticos lograron desenredar sus conflictos emocionales y, en algunos casos, inician un proceso de sanación de relaciones familiares y laborales. “Hablamos de la violencia en cifras y datos, pero jamás había tomado consciencia de la violencia que ejercemos o que sufrimos. Tenemos historias familiares de mucha violencia y consecuentemente nosotros nos vemos afectados”, comentó Jessica Palacios, de Comunica Tus Ideas, participante del taller con los periodistas de Managua. Según Moraga, “los periodistas participantes adquirieron compromiso ético y práctico en el abordaje contra la violencia hacia la niñez. Queremos masificar esta metodología no solo con periodistas, sino también con otros actores sociales como maestros, policías, jueces, etc…, porque toda la sociedad es responsable de crear un entorno seguro para la niñez y la adolescencia”. Compromiso ético Igualmente se validó una guía para mejorar el abordaje en prensa, audiovisual, radio y medios online. Los participantes analizaron hechos de violencia colocándose desde el lugar del observador fuera del sistema social para tomar en cuenta otros factores como: el contexto, los efectos sociales, las historias familiares y las lealtades familiares de víctimas y victimarios, para comprender la realidad y no reforzar la violencia. La guía contiene el marco jurídico de los derechos de la niñez y adolescencia, el enfoque de derechos en el tratamiento de la información, los mensajes claves para la prevención del abuso sexual y las recomendaciones específicas para el tratamiento periodístico de la información sobre la violencia. Esta guía será presentada en el 2018 con los aportes de los participantes de los talleres.Los comunicadores identificaron las manifestaciones de violencia en sus entornos.- Los comunicadores identificaron las manifestaciones de violencia en sus entornos. - Jairo Ubieta Huete, director de Radio Bilwi Estéreo señaló que “una de las cosas que más me motivó este taller es replantearme la línea editorial del medio respecto a la violencia. Siempre podemos mejorar el abordaje de los temas relacionados a niñez y adolescencia”. Por su parte, el comunicador de la BICU, Jesús Salgado dijo que “este taller me ayudó a construir la noticia partiendo de preguntas como qué efectos voy a causar con esta imagen o video, voy a revictimizar a las víctimas o fortalecer su autoestima, especialmente de niños, niñas y adolescentes. Es un reto no reproducir más violencia desde los medios de comunicación”. “Como parte de la estrategia de comunicación para la prevención del abuso sexual, Unicef tiene el interés de llegar a diferentes aliados estratégicos para reducir la violencia contra la niñez y adolescencia. Si colocamos en la mesa de discusión la violencia sexual contra la niñez se ayudará a entender que esto no puede ser visto como normal”, expresó Ivan Yerovi, representante de Unicef Nicaragua. En total, este año se desarrollaron cuatro talleres que forman parte de la continuidad de un proceso de formación que inició Unicef desde el 2016 con periodistas y artistas amigos de la niñez. Durante estos dos años se ha capacitado a un total de 195 periodistas y 49 artistas nicaragüenses comprometidos desde su rol profesional y social a prevenir cualquier manifestación de la violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes.

  •   Managua, Nicaragua  |
  •  
  •    |
  •  
  •    |
  •  
  •  Edición Impresa
Un total de 195 periodistas de diversos medios de comunicación a nivel nacional y 49 artistas amigos de la niñez han sido capacitados sobre la visión sistémica de la violencia sexual contra la niñez y la adolescencia, y su tratamiento periodístico entre el año 2016 y 2017 por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
“En la Agenda para el Desarrollo Sostenible de 2030 figura un llamamiento ambicioso para poner fin a la violencia contra los niños y se reconoce su erradicación como un componente esencial del desarrollo sostenible. Un paso crucial para lograrlo es la movilización de la voluntad política y la promoción de estrategias basadas en pruebas empíricas para abordar múltiples factores que contribuyen a la violencia, incluidas las normas sociales y culturales que condonan la violencia”, expresa Unicef en la publicación: “Una Situación Habitual: Violencia en las vidas de niños y adolescentes” (1 de nov. 2017). 
La iniciativa de Unicef surge en el contexto de la estrategia global #FinDeLaViolencia  contra la niñez y la adolescencia, en la que se circunscribe, y la estrategia de comunicación sobre la prevención del abuso sexual con el objetivo de brindar nuevas herramientas para mejorar el abordaje periodístico e interiorizar la responsabilidad ética y social de los medios en los temas de violencia que afectan a la niñez y la adolescencia.
El estudio de Unicef, “Una situación habitual: Violencia en las vidas de niños y adolescentes”, menciona que cerca de 300 millones de niños de 2 a 4 años en todo el mundo (3 de cada 4) son habitualmente víctimas de algún tipo de violencia por parte de sus cuidadores; 250 millones (6 de cada 10) son castigados por medios físicos.
En las escuelas, cerca de 130 millones de estudiantes entre las edades de 13 a 15 años experimentan acoso escolar. En el 2015, la violencia costó la vida de 82,000 adolescentes en todo el mundo entre las edades de 15 a 19 años.
Igualmente, el estudio señala que en la violencia sexual en 38 países de ingresos bajos y medios cerca de 17 millones de mujeres adultas informan haber tenido relaciones sexuales por la fuerza en la niñez; en 28 países de Europa se registra que 2.5 millones de mujeres sufrieron violencia sexual antes de los 15 años, 9 de cada 10 señalan haber sido víctimas por alguien cercano a ellas.
En Nicaragua, el Instituto de Medicina Legal (IML) de la Corte Suprema de Justicia indica que de los peritajes realizados entre el 2013 y el 2015, el 82% de estos fue por abusos sexuales a niñas, niños y adolescentes  menores de 17 años y perpetrados por un familiar o persona conocida. 

La metodología 

Olga Moraga, especialista en comunicación de Unicef Nicaragua, expresó que en los talleres se partió de que los periodistas y comunicadores sociales participantes de Managua, Chinandega, Matagalpa, Sébaco, Estelí, Nueva Segovia, Madriz, Jalapa, Bluefields y Bilwi, expusieron sus vivencias de cómo viven la violencia en su vida personal, familiar y profesional. De esta manera es fácil entender el fenómeno de la violencia en sus diversas manifestaciones.
A través de reflexiones sobre la teoría de los sistemas, los juicios, las lealtades familiares, la violencia social, las constelaciones familiares, el abuso sexual y la relación entre las víctimas y victimarios, los participantes aprendieron a profundizar en el fenómeno de la violencia desde una visión holística. 
La metodología del taller permite que los participantes entren en conexión con sus temas personales, identifiquen las manifestaciones de violencia en su entorno familiar, laboral y social. Con los ejercicios prácticos lograron desenredar sus conflictos emocionales y, en algunos casos, inician un proceso de sanación de relaciones familiares y laborales.
“Hablamos de la violencia en cifras y datos, pero jamás había tomado consciencia de la violencia que ejercemos o que sufrimos. Tenemos historias familiares de mucha violencia y consecuentemente nosotros nos vemos afectados”, comentó Jessica Palacios, de Comunica Tus Ideas, participante del taller con los periodistas de Managua.
Según Moraga, “los periodistas participantes adquirieron compromiso ético y práctico en el abordaje contra la violencia hacia la niñez. Queremos masificar esta metodología no solo con periodistas, sino también con otros actores sociales como maestros, policías, jueces, etc…, porque toda la sociedad es responsable de crear un entorno seguro para la niñez y la adolescencia”.

Compromiso ético

Igualmente se validó una guía para mejorar el abordaje en prensa, audiovisual, radio y medios online. Los participantes analizaron hechos de violencia colocándose desde el lugar del observador fuera del sistema social para tomar en cuenta otros factores como: el contexto, los efectos sociales, las historias familiares y las lealtades familiares de víctimas y victimarios, para comprender la realidad y no reforzar la violencia. La guía contiene el marco jurídico de los derechos de la niñez y adolescencia, el enfoque de derechos en el tratamiento de la información, los mensajes claves para la prevención del abuso sexual y las recomendaciones específicas para el tratamiento periodístico de la información sobre la violencia. Esta guía será presentada en el 2018 con los aportes de los participantes de los talleres.
Los comunicadores identificaron las manifestaciones de violencia en sus entornos.- Los comunicadores identificaron las manifestaciones de violencia en sus entornos. -

Jairo Ubieta Huete, director de Radio Bilwi Estéreo señaló que “una de las cosas que más me motivó este taller es replantearme la línea editorial del medio respecto a la violencia. Siempre podemos mejorar el abordaje de los temas relacionados a niñez y adolescencia”.
Por su parte, el comunicador de la BICU, Jesús Salgado dijo que “este taller me ayudó a construir la noticia partiendo de preguntas como qué efectos voy a causar con esta imagen o video, voy a revictimizar a las víctimas o fortalecer su autoestima, especialmente de niños, niñas y adolescentes. Es un reto no reproducir más violencia desde los medios de comunicación”.
“Como parte de la estrategia de comunicación para la prevención del abuso sexual, Unicef tiene el interés de llegar a diferentes aliados estratégicos para reducir la violencia contra la niñez y adolescencia. Si colocamos en la mesa de discusión la violencia sexual contra la niñez se ayudará a entender que esto no puede ser visto como normal”, expresó Ivan Yerovi, representante de Unicef Nicaragua.
En total, este año se desarrollaron cuatro talleres que forman parte de la continuidad de un proceso de formación que inició Unicef desde el 2016 con periodistas y artistas amigos de la niñez. Durante estos dos años se ha capacitado a un total de 195 periodistas y 49 artistas nicaragüenses comprometidos desde su rol profesional y social a prevenir cualquier manifestación de la violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes.

martes, 19 de diciembre de 2017

Legisladores exigen medidas contra abuso sexual en centros de detención

WASHINGTON—El problema de acoso y abuso sexual sigue “rampante” en centros de detención de migrantes, y afecta incluso a menores, y el gobierno debe tomar medidas correctivas de inmediato, urgieron este lunes en una carta más de 70 líderes demócratas del Congreso.
La carta dirigida al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), la Oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE) y el Departamento de Justicia (USDOJ), añade otra dimensión a denuncias públicas y casos que ya han destruido a políticos y celebridades.
La mayoría de los casos se remontan a la Administración Obama, y varios no han recibido la debida atención del gobierno o han quedado impunes. También hay casos documentados bajo la nueva administración.
La carta,  liderada por los congresistas demócratas, Raúl Grijalva, de Arizona, y Judy Chu, de California, pide que DHS y USDOJ designen comités que investiguen violaciones a las leyes; revisen quejas de abuso sexual en los centros de detención; publiquen la información con regularidad, e impidan, en nombre de la transparencia, que ICE destruya archivos relacionados con las quejas.
Grijalva dijo a este diario que el DHS y sus agencias “tienen que rendir cuentas por las quejas rampantes de asalto, abuso y acoso sexual”  de inmigrantes detenidos, porque, de por sí, muchas de las víctimas llegaron a EEUU huyendo de actos de violencia, violaciones u otros traumas.
“Que el DHS rechace con descuido, ignore, o incluso trate de borrar estas graves quejas no sólo es inaceptable sino también ilegal” bajo una ley federal de 2003 para erradicar las violaciones en las cárceles, explicó.
“Tenemos la obligación legal y moral para prevenir la mala conducta sexual en los centros de detención, además de asegurar que las víctimas tengan una vía hacia un recurso legal cuando surgen estos incidentes”, enfatizó Grijalva.
Un informe de una comisión especial creada bajo el “Acta para la Eliminación de Violaciones en las Cárceles” de 2003 (PREA, por su sigla en inglés), determinó que cerca de 60,000 presos son víctimas de abuso sexual en las cárceles cada año.
Un problema sin atención
La carta de apoya en una queja presentada el pasado 11 de abril  por el grupo de “Iniciativas Comunitarias para Visitas de Inmigrantes en Confinamiento” (“CIVIC”, por su sigla en inglés), que documentó casos de acoso, abuso y asalto sexual en centros de detención de inmigrantes ocurridos durante la Administración Obama, pero que han carecido de la debida investigación.
Entre enero de 2010 y julio de 2016, la Oficina del Inspector General (OIG) del DHS recibió 33,126 quejas de abuso físico o sexual contras varias de sus dependencias, pero sólo investigó 225, o un 0,07%, según la queja de “CIVIC”.
ICE, una agencia a cargo de 211 centros de detención, es la agencia del DHS que más quejas ha generado por abuso físico o sexual, con 14,693, seguida por la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP), con 10,285 quejas.
Entre los casos figuró el de una menor de edad en el “Centro Residencial del Condado Karnes”,  en Karnes City (Texas), que presentó síntomas de una enfermedad venérea y lesiones vaginales, pero ICE dijo que el caso no tenía fundamento.
“CIVIC” dijo que también ha documentado casos este año, como el de María Ortiz Cortez, transferida a un centro de detención en el Condado West, en California, después de que fue violada en la cárcel del Condado Yuba. Con el traslado ha quedado “más aislada” de su sistema de apoyo en la comunidad,  dijo la carta.
El DHS se han comprometido con la ley “PREA” de 2003, y ha establecido, en documento de 2014, una política de “cero tolerancia” del abuso sexual, y talleres de capacitación del personal sobre los requisitos de esa ley.
Pero eso de nada sirve si “esa política no se ha aplicado adecuadamente”, dijo a este diario la abogada Christina Fialho, cofundadora y directora ejecutiva de “CIVIC”.
“Que nosotros sepamos, no se ha hecho nada para reducir el abuso sexual en las instalaciones de ICE desde que presentamos nuestra queja civil en abril”, señaló.
Además, ICE ha solicitado a la Administración de Archivos Nacionales que le permita deshacerse de sus expedientes relacionados con las operaciones en los centros de detención en los últimos 20 años, incluyendo casos de asalto sexual.
Según Fialho, eso es un “esfuerzo por destruir evidencia” de posibles delitos, y envía el mensaje de que los abusadores serán protegidos.
“No podemos permitir que ICE opere con impunidad a puertas cerradas”, cuando hay urgencia de apoyar a las mujeres, hombres y niños que han sufrido abuso sexual, aseguró Fialho.
ICE no ha respondido a una solicitud de comentario de este diario. La carta cuenta con el respaldo de la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), “CIVIC” y “Grassroots Leadership”.

lunes, 18 de diciembre de 2017

El horror que destapó el informe de pederastia en Australia



Al exponer un informe sobre las indagaciones de este delito, y que contempla más de 400 recomendaciones, dicha comisión señaló que decenas de miles de niños fueron abusados sexualmente en las instituciones australianas.
Es tal el alcance de los hechos que la comisión encargada del estudio reportó que la iglesia católica, con fuerte presencia en Australia, el pasado febrero, recibió 4500 quejas por presuntos abusos a menores cometidos por 1880 miembros de la institución religiosa, sobre todo entre 1980 y 2015.
'Nunca sabremos la cifra, pero cualquiera que sea, supone una tragedia nacional perpetrada durante generaciones dentro de nuestras más respetadas instituciones', enfatiza el documento entregado por Peter McClellan, presidente de la Comisión de Investigación Real. Más de la mitad de las víctimas afirmaron que tenían entre 10 y 14 años cuando fueron abusadas por primera vez y el tiempo que padecieron estas agresiones duró 2,2 años de media. En ellas se recogen 6.875 experiencias de personas que fueron presuntamente abusadas sexualmente, de las que el 64,3% eran niños y en el 93,8% de los abusadores fueron hombres adultos.

¿Qué hizo la Iglesia Católica?

La comisión especial que ha investigado la pederastia en Australia (Comisión Real en Respuestas Institucionales al Abuso Sexual Infantil) ha calificado este viernes de "tragedia nacional" los resultados de un informe que ha elaborado sobre los abusos sexuales a menores en instituciones públicas y religiosasy en el que ha documentado a más de 8.000 víctimas.
"La Santa Sede está con la Iglesia católica de Australia - con sus fieles, tanto laicos como religiosos- y escucha y acompaña a las víctimas y sobrevivientes en un esfuerzo por la curación y la justicia", agregó.
La Iglesia Católica de Australia valora renunciar al celibato obligatorio de los sacerdotes, vinculándolo con los abusos sexuales de menores, según revelan miles de casos abiertos en el país, informó Sydney Morning Herald citando al arzobispo católico de Melbourne, Dennis Hart.
Era costumbre ignorar y hasta castigar a los niños que denunciaban agresiones, advierte el estudio.
Hoy, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, anunció que el Gobierno destinará unos 40 millones de dólares (34 millones de euros) para apoyar el acceso a las indemnizaciones y la creación de una fuerza para considerar y coordinar las acciones tras las recomendaciones.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Florida refuerza medidas contra el acoso sexual y para proteger a víctimas


La ex trabajadora del Congreso de EEUU Dorena Bertussi asiste a una audiencia del Comité de Administración de la Cámara de Representantes para prevenir el acoso sexual el 7 de diciembre de 2017 en Washington. Bertussi presentó la primera demanda exitosa de acoso en el Parlamento en 1988 contra el ex representante demócrata por California Jim Bates. Chip Somodevilla Getty Images

13 DE DICIEMBRE DE 2017 02:46 PM

martes, 4 de julio de 2017

PGJDF ocultó pruebas de abuso sexual contra niños asesinados enMagdalena Contreras




El pasado 7 de junio, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México dio a conocer el hallazgo de cinco cadáveres dentro de un domicilio particular, en la delegación Magdalena Contreras: se trataba de tres menores de edad (un niño y dos niñas gemelas), así como la madre y el abuelo de éstos.
Por filtraciones de la misma Procuraduría, un día después se supo que en el lugar también fue hallada una carta póstuma, en la que la madre explicaba sus motivos: había decidido quitarle la vida a los menores, y luego suicidarse junto con los abuelos, para evitar que los niños quedaran bajo la tutela del padre, al que acusaba de abusar sexualmente de ellos.
Sin embargo, la Procuraduría rápidamente salió ante los medios de comunicación para descartar la veracidad no de la carta, sino de su contenido, y el entonces titular de la dependencia, Rodolfo Ríos Garza (quien renunció al cargo dos semanas después) afirmó que aún cuando la mamá había presentado tres denuncias en contra del progenitor, entre 2012 y 2016, en todos los casos se descartó que los niños sufrieran de abuso sexual.
“Hubo tres expedientes (judiciales, relacionados con las denuncias) y en ninguno de ellos se acreditó que existiera un abuso sexual”, subrayó el entonces procurador.
No obstante, Ríos Garza mentía: en el expediente integrado por este caso sí existen peritajes, incluido uno del DIF, que confirman los ataques sexuales perpetrados por el padre.
No se trata de peritajes nuevos: fueron exámenes psicológicos integrados al expediente en 2012.
Aún cuando estos estudios confirmaban las agresiones perpetradas por el progenitor, las autoridades de la Ciudad de México decidieron en 2016 retirarle la tutela de los tres niños a la madre, y entregársela al padre.

El peritaje del DIF

En el año 2011, la madre de estos tres menores decidió separarse del progenitor, tras detectar trastornos físicos y en el comportamiento del mayor de los niños, en ese entonces de tres años de edad.
Un año después, en el marco de la lucha legal por la tutela de los menores, el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal ordenó al Sistema Integral Para la Familia (DIF) que realizara estudios al hijo varón, para determinar si efectivamente había sido víctima de abuso sexual.
Luego de doce sesiones con un especialista de la institución, el DIF de la Ciudad de México presentó el día 14 de junio de 2012 las conclusiones de su “valoración psicológica”, según la cual “es de suma relevancia tomar en cuenta el dicho del menor, hacia que fue abusado por parte de su progenitor.
Más allá del dicho de la madre, el menor lo menciona directamente en dos sesiones diferentes, sesiones en las cuales la situación terapéutica era completamente diferente, pero que en ambas el tema salió de manera espontánea y natural”.
En este estudio oficial, del que Animal Político posee una copia, se reproducen los diálogos y las situaciones de juego en las que el menor, de manera espontánea, describe los distintos abusos de índole sexual a los que era sometido por el padre.
Según este estudio, la relación emocional del niño con su madre, sus dos hermanas y sus abuelas revelaba un “apego saludable”, sin embargo, se destaca que el menor “presentó un cuadro de angustia al referirse a su progenitor”.

Luego subraya: “Tomando en cuenta lo expresado por el menor durante su proceso de valoración psicológica, se concluye la posibilidad de haber sufrido algún tipo de violencia durante la convivencia y crianza con su progenitor.
Por lo anterior, se destaca, “no es recomendable que el menor conviva con su progenitor, ya que este último es identificado como generador de maltrato”.

El mismo estudio del DIF insiste en que estos testimonios del menor fueron espontáneos, y que “no existen elementos que sugieran que el menor esté alienado y que su decir haya sido inducido” para atribuir a su progenitor conductas ilegales, y por el contrario, el especialista encargado de la evaluación sugiere brindar a la madre y los abuelos “apoyo psicológico especializado para desarrollar las herramientas básicas necesarias, que les sigan permitiendo mejorar los estilos de crianza, saludables y adecuados” que ya otorgaban al menor.
Dicho apoyo a la madre y los abuelos nunca se dio.
Por el contrario, cuatro años después, el Tribunal de Justicia de la Ciudad de México determinó retirar la patria potestad a la madre, y ordenó a una asociación civil diseñar una terapia que permitiera al padre recuperar la relación “paterno-filial” con el niño.
Paradójicamente, aunque el Tribunal nunca reconoció que el menor hubiera sufrido agresión sexual, la asociación civil a la que ordenó restablecer el vínculo filial se especializa, precisamente, en dar atención a víctimas de violación.

El peritaje de Adivac

En diciembre de 2012, el Juzgado Décimo en materia Familiar, encabezado por la juez Cristina Espinosa Rosello, ordenó a la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas AC (Adivac) “que se les proporcione terapias” tanto al padre como al menor, “a fin de establecer el vínculo paterno-filial entre ambos”.
A principios de 2013, Adivac notificó al Juzgado Décimo de lo Familiar que aceptaba brindar la atención solicitada, y aclaró que empezaría por evaluar al menor.
Luego de trece sesiones de terapia, en mayo de 2013, Adivac determinó que, tal como había expresado antes el DIF, el niño presentaba evidencias y brindaba testimonios espontáneos en los que describía distintos abusos cometidos por su progenitor.
Además, Adivac detectó en el menor algunas consecuencias directas de estas agresiones, tales como “sentimientos de culpa, ansiedad, angustia, impulsividad, baja autoestima, agresividad reprimida, enuresis (alteraciones en la actividad urinaria), sobresaltos nocturnos eventuales, miedo, entre otros”.
Tras realizar diversos tipos de evaluación, todos los cuales concluyeron que el niño fue víctima de agresión sexual por parte del progenitor, Adivac anunció a la juez Cristina Espinosa Rosello que “promoviendo el interés superior del niño, es recomendable que no conviva con su papá, ya que como el niño ha referido en las sesiones antes reportadas, fue su papá quien lo violentó”.
Asimismo, subraya que la “bibliografía especializada en el tema, estadísticas oficiales y la experiencia de más de 20 años de trabajo como asociación civil en el tema de la violencia sexual infantil, demuestran que la población antes mencionada (la niñez) no miente respecto a la vivencia de una violencia sexual, y mucho menos pueden ser objeto de manipulación, ya que una experiencia de esa naturaleza la expresan de forma espontánea”.
En respuesta, la juez amenazó a Adivac con imponerle una multa de 30 mil pesos por no realizar “las terapias que fueron ordenadas para restablecer la relación paterno-filial”.
Luego, en 2014, la juez le ordenó a Adivac no realizar más pruebas psicológicas al menor, orientadas a documentar las agresiones sexuales sufridas en 2011.

El peritaje definitorio

Como parte de las pruebas para investigar la denuncia por abuso sexual, la juez Cristina Espinosa Rosello solicitó la colaboración del Servicio Médico Forense de la Ciudad de México (Semefo), para que un perito especializado elaboraba un peritaje al menor.
Tras una entrevista realizada el 31 de octubre de 2012, el especialista del Semefo concluyó que el menor “es un niño inteligente”, una característica que no se presenta en menores agredidos.
Según el peritaje, “los niños que han sufrido cualquier tipo de maltrato, pero especialmente el sexual, presentan un mayor déficit cognitivo, son impulsivos, menos creativos y más distraídos, su persistencia es menor, tienen dificultades para resolver problemas, presentan déficit de atención que compromete su rendimiento en las tareas académicas”.
Además, el peritaje aseguraba que entre los 3 y los 6 años, los niños agredidos sexualmente “tienen problemas para expresar y reconocer los afectos, manifestando mayormente emociones negativas, presentan patrones distorsionados de interacción, tanto con sus cuidadores como con sus compañeros (…) presentan más síntomas depresivos, mayores índices de baja autoestima y desesperanza en cuanto al futuro, una inusual aparición de comportamientos sexuales precoces”.
Estos síntomas, según el peritaje, “no se encontraron en el menor evaluado”, por lo cual determinó que eran infundadas las acusaciones de agresión sexual.
El especialista concluyó que “no se detectan elementos que indiquen la posibilidad de victimización sexual”, aún cuando el menor le narró los abusos que su papá cometió, “sin haberle preguntado” del tema.
Cabe destacar que en el peritaje se descartó que el menor hubiese sido agredido sexualmente, tras una única sesión de terapia con el menor, en la cual empleó como técnica la “entrevista cognitiva y observación directa”.
En cambio, para determinar que efectivamente existen evidencias de abuso sexual, tanto el DIF como Adivac realizaron, cada una, más de una decena de sesiones con el menor, en las que aplicaron distintos procedimientos terapéuticos para evaluar su condición.
La madre del menor presentó una queja ante el consejo de la judicatura contra la juez Espinosa, por ignorar los peritajes del DIF y Adivac.
En respuesta, la juez se declaró incompetente para seguir viendo el caso, siendo turnado al juzgado 11 de lo familiar, cuya titular Silvia Araceli García Lara ratificó todas las resoluciones de su antecesora y ordenó retirar la patria potestad a la mamá y le advirtió que la llevaría a la cárcel si no cumplía con la resolución.
Ante la amenaza de ir a la cárcel por desacato, de no volver a ver más a sus tres hijos, y de tener que entregarlos a su padre, la madre decidió quitarles, y quitarse la vida, al igual que los abuelos.
Sólo la abuela sobrevivió a la sobredosis de medicamentos ingerida por la familia.
Animal Político buscó este martes a la PGJDF y al Tribunal de Justicia de la Ciudad de México para tener un comentario sobre los peritajes ignorados, y saber qué ocurrió con la queja presentada contra la Juez Espinosa, pero hasta el momento no se ha tenido una respuesta oficial.

lunes, 5 de diciembre de 2016

La Policía destapa 20 años de abusos sexuales a menores en una coral deValencia

La Policía Nacional ha destapado un caso de abusos a menores por parte del expresidente de una escuela coral infantil de Valencia que podría haberse prolongado durante más de dos décadas. El caso se inició el pasado mes de agosto, cuando los familiares de un niño de 12 años denunciaron al responsable de una academia de canto del municipio de Quart de Poblet por haber abusado presuntamente de su hijo en el transcurso de un viaje a Austria. El asunto llegó al juzgado de instrucción número seis de Valencia, que el 21 de septiembre ordenó la detención del agresor para que declarase en sede judicial.

Tras la declaración, el denunciado fue puesto en libertad provisional con cargos con una orden de alejamiento del menor, que, según su relato, fue víctima de tocamientos durante la noche, después de verse obligado a compartir habitación y cama. Al tratarse de un posible delito cometido fuera de España, el instructor decidió inhibirse en favor de la Audiencia Nacional. 
La aparición del caso generó un fuerte revuelo en la coral de Quart de Poblet y entre las familias. El denunciado, de 53 años, que niega los hechos, decidió renunciar al puesto que ocupaba desde hace más de dos décadas con la intención de defenderse de acusaciones que calificaba como falsas, según explicó al resto de responsables de la entidad.

Según las víctimas, el denunciado aprovechaba las salidas y viajes con la coral para abusar de ellos. (EFE)
Según las víctimas, el denunciado aprovechaba las salidas y viajes con la coral para abusar de ellos. (EFE)

Sin embargo, apenas cinco días después de producirse la detención y puesta en libertad del expresidente de la coral, y tras difundirse los hechos, el 26 de septiembre, el Grupo de Menores de la Jefatura Superior de Policía (Grume) registró una nueva denuncia contra la misma persona por parte de un joven de 26 años que aseguraba haber sufrido también abusos sexuales cuando tenía entre 10 y 11 años y formaba parte de la coral. Según su relato, el denunciado les invitó a él y a otros compañeros a acudir a su domicilio para ver películas pornográficas en varias ocasiones. También dijo haber sido víctima de tocamientos y abusos por la noches en las excursiones que realizaban con la coral, cuando el denunciado ejercía de monitor, según las diligencias previas a las que ha tenido acceso El Confidencial y que han sido judicializadas en el Juzgado de Instrucción Número 6 de Valencia.