lunes, 25 de mayo de 2015

Abuso sexual infantil: Qué señales debemos atender y cómo actuar

El abuso sexual se da cuando un adulto o un menor de mayor edad obliga a un niño a mantener contacto sexual. Para lograr su objetivo, el abusador puede emplear la fuerza física, un soborno, amenazas o aprovecharse de la ingenuidad del niño. Valeria Guirland  coordinadora de la carrera en la Ucami,  Licenciada en psicología con posgrado en clínica psicoanalítica de la infancia y adolescencia y Magister en psicoanálisis, nos detalla algunos aspectos a considerar sobre el abuso sexual.

La profesional trabaja con niños que pasaron por distintos tipos de abusos. En esta nota nos cuenta algunos de los aspectos a considerar cuando un niño pasa  por este tipo de situaciones.
¿Qué secuelas les queda a chicos que pasaron por un abuso?
Es un tema muy complejo y las secuelas van a variar mucho de acuerdo al tipo de personalidad previa del niño.  Qué estructura de personalidad, qué características psicológicas tenía ese niño previo a la situación de abuso. Eso es algo que nos va a marcar las consecuencias posteriores. Podemos hablar de consecuencias a corto plazo y a largo plazo. Lo que es fundamental entender es que el hecho va a tener un impacto diferente en cada persona. No van haber dos personas que van a escribir psíquicamente el mismo hecho de la misma manera, aunque sea de características similares. Por lo tanto las consecuencias pueden ser múltiples y muy variables.

¿Por ejemplo cuáles pueden ser las consecuencias?
Por ahí lo que me interesa transmitir a la comunidad son los primeros indicios que pueden aparecer. Cómo empezar a sospechar a dudar nosotros como adultos de que un niño puede estar sufriendo o pudo haber sufrido abuso sexual. Desde el punto de vista psicológico, lo principal es el relato del niño. Quien puede llegar a contarnos directamente lo que ha sufrido o lo que está sufriendo. Lo otro tiene que ver con conductas hiper erotizadas, hiper sexuales en un niño que no deben aparecer en esa etapa del desarrollo.
Es normal que quieran jugar a los novios, de querer dar un beso hasta los, 5, 6 años. Pero cuando esto se vuelve compulsivo, cuando el niño  necesita jugar a este tipo de cosas reiteradamente, insiste invadiendo el cuerpo del otro. Entonces cuando eso se vuelve repetitivo, constante, compulsivo. Eso tiene que ser una alarma. Cuando hay un cambio repentino en la conducta del niño, que pueden mostrarse hacia afuera, puede estar mucho más agresivo, o si se internaliza el conflicto va a estar retraído, aislado, depresivo, no quiere jugar, puede tener miedo a los adultos, puede tener pesadillas, costarle dormir. Otro signo que puede aparecer cuando son  las conductas regresivas, o sea algún logro evolutivo que el niño ya había obtenido, como ir al baño solo y comienza a tener nuevamente este tipo de problemas, también puede tener problemas con la alimentación. Puede disminuir su rendimiento escolar. En este punto es fundamental el papel de los docentes.  Quien debe acercarse y preguntarle qué le pasa.
¿Ante quién tiene que acudir un padre o una madre, o familiar que se da cuenta de esta situación?
Desde mi área, recomendaría que consultemos un profesional de la salud mental. En la mayoría de las escuelas hay  un equipo de  orientación psicopedagogo. Yo le diría a los docentes que frente a un primer relato del niño, consulten con estos especialistas. Y a los padres que consulten con un especialista, que puede ser en el ámbito privado o en el hospital. A veces puede pasar que por temor los padres exageren su propia evaluación, por ello es importante que consulte con un profesional. Los profesionales en consultorio vamos a analizar aspectos de juegos, dibujos, escuchar el relato, desde otro lugar. Nuestro compromiso afectivo como psicólogo será distinto al del padre, por ello es fundamental primero consultar con un profesional, antes de realizar alguna denuncia.
¿Es más grave para el niño haber sido abusado por un familiar que por alguien de afuera, será más difícil de superar eso?
Es probable que  las consecuencias del abuso intrafamiliar sean mayores. Porque justamente de las personas que esperamos que nos cuide, que nos proteja, es de donde viene el daño. En este punto vuelvo a insistir con la figura del docente que es una figura externa protectora y es quien muchas veces le tira el salvavidas a este niño.  Digo siempre “podrían”, porque nosotros no podemos hacer futurología y decir  que necesariamente la persona que sufrió abuso, va a tener estas consecuencias. Porque de hecho es un trauma. Pero el trauma se resignifica al pasar el tiempo. Es decir, capaz el niño no tenga consecuencias a corto plazo, pero si lo puede tener en su adultez, adolescencia. La manera que a cada uno lo va a resignifcar, es muy distinta. Lo importante es siempre escuchar al niño. Es muy difícil que un niño de más de 7 años  invente este tipo de cosas. Un niño más chico si puede confundir la realidad con la fantasía por eso es fundamental que consulte con un profesional.
¿En una cámara gesell pueden darse cuenta de si está contando la verdad?
Por su puesto, se hace un análisis detallado. Se toma en cuenta el relato, la conducta total, el juego y la conducta del niño.
¿En cuanto a los efectos, el niño puede repetir conductas similares?
Sobre este tema sería muy cuidadosa, porque como te dije, cada persona va a inscribir ese hecho de manera distinta. Por ello no podemos decir que una persona, porque fue abusada, necesariamente va a repetir ese hecho, porque no es así. De hecho,  la clínica nos demuestra que esto no es así. Sí te puedo decir que la consecuencia va a depender mucho del sostén que tenga el niño en ese momento y del sostén que le brinde su propia familia. La madre, los abuelos, los tíos. Sobre todo es muy importante no rotular. Poder sacarlo de ese lugar de víctima de abuso. Porque si le ponemos ese cartel estamos haciendo revictimizacion. Es fundamental que la persona lo pueda trabajar en su espacio psicológico, para poder ubicarlo como un hecho del pasado, para seguir adelante con su vida. Que sepa esa persona, que además de haberle pasado eso, seguramente le habrá pasado muchas cosas positivas.

¿Es reconocida por las obras sociales las prácticas del psicólogo?
Es reconocida y actualmente no necesitamos la derivación. La persona puede elegir en la obra social, y el niño comienza el tratamiento. Es un logro, ya que antes necesitábamos sí o sí que el pediatra haga y renueva el pedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios