martes, 16 de diciembre de 2014

Yucatán


La Organización de la Naciones Unidas (ONU) alerta que Yucatán ocupa el tercer lugar a nivel nacional en entidades donde existe mayor incidencia delictiva contra los menores de edad.
De acuerdo con datos del Diagnóstico Nacional sobre la Situación de Trata de Personas en México, realizado por la organismo internacional, Yucatán reporta 8.29 delitos contra menores por cada 100 mil habitantes, apenas por debajo de Sonora y Colima que registran 18.27 y 11.62 casos
Según el reporte, las cifras es un indicativo de ciertos patrones de violación a los derechos de la infancia, que revelan una mayor vulnerabilidad de los menores de edad a la trata de personas en esos estados del país.
A luz de los indicadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos(CNDH), todo parece confirmar la versión de la ONU, el gobierno de Yucatán atendió a 46 por explotación sexual comercial, el nivel más alto de todo el país en 2013. El estado que más se acerca es Tlaxcala con cinco casos.
A pesar de que Yucatán junto con otras 22 entidades cuenta con un programa de prevención contra la violencia sexual infantil, no es suficiente para limitar este tipo de delitos contra las niñas y niños yucatecos.
Sin embargo, los delitos contra menores no se limitan al abuso sexual, la otra modalidad de trata de personas son los trabajos forzados o servidumbre, cuyas principales víctimas pertenecen a grupos indígenas, en situación de pobreza, baja o nula instrucción académica, provenientes de familias numerosas y, en algunos casos, son migrantes de estados y países vecinos.
"Los estados con mayor incidencia incluyen a Quintana Roo, Chiapas y Tabasco, y en menor medida se ha localizado este fenómeno delictivo en el Distrito Federal, Estado de México, Coahuila, Oaxaca, Campeche y Yucatán", revela el estudio de Naciones Unidas.
Además, los estados de Chiapas y Quintana Roo destacan por ser polos de atracción para el trabajo agrícola, la mendicidad, el trabajo doméstico, la construcción y el sector comercial informal, en este segundo en especial con indígenas mayas de Yucatán.
Los estados con una alta incidencia de trabajo infantil son Chihuahua, Chiapas, Querétaro, Yucatán y Morelos.
El principal sector de desempeño es el sector terciario que concentra el 50.48 por ciento de los menores trabajadores.
“Existe evidencia de la creciente utilización de niños y niñas [...] con fines de explotación sexual, trabajos forzosos, así como la venta o el secuestro de personas de menor edad para fines de adopción...”. Por esta causa se considera a la población infantil como un grupo en situación altamente vulnerable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios