domingo, 15 de junio de 2014

México como “el oasis para los pederastas en América Latina”


Ciudad de México, 14 de junio (SinEmbargo).- Hace cuatro años, durante el Tercer Congreso Internacional sobre Explotación Sexual Infantil y Pederastia, en Veracruz, se definió a México como “el oasis para los pederastas en América Latina”, ya que de tierras aztecas surgen más de la cuarta parte de las consultas sobre pornografía infantil que existen en Internet en toda la región. 

Cada mes, de acuerdo con datos de la Policía Cibernética, al menos 100 niños en México son víctimas cada mes de pederastas cibernéticos. Sin embargo, los menores mexicanos no sólo se tienen que cuidar de quienes los hostigan en la red sino también de quienes lo hacen en la cotidianeidad, como lo muestran casos revelados en los últimos meses que involucran a sacerdotes, maestros y hasta personas cercanas. Aunque los casos son cada vez más públicos, en el país no se conoce con exactitud la prevalencia de niños y niñas abusados sexualmente debido a tres factores: en muchas ocasiones, al haber poca evidencia física es complicado comprobar el abuso, falta información estadística debido a la falta de denuncias y a que los familiares de los afectados no presentan querellas por vergüenza, culpa o temor a sufrir humillaciones por parte de las autoridades o represalias del agresor. Sin embargo, datos del Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI) y el Consejo Nacional de Población (Conapo) señalan que cerca de 4.5 millones de niños y niñas en el país serían víctimas de abusos sexuales cada año y de estos casos, según el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), sólo se denuncian un promedio de 900 por año. Más del 70 por ciento de los pederastas tiene entre una y nueve víctimas; al menos el 20 por ciento tiene entre 10 y 40 víctimas. Uno de los casos de pederastia más sonados en el país es el protagonizado por el empresario de origen libanés, con residencia en Cancún, Quintana Roo, Jean Touma Hanna Succar Kuri, preso desde 2004 por los delitos de pornografía infantil y corrupción de menores. Un tribunal unitario con sede en Cancún, Quintana Roo, confirmó en abril pasado la sentencia de 112 años y seis meses de prisión para el empresario. Mientras se buscaba a Succar Kuri, la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo reveló que era conocido como “El Johny” y tenía en su lista de pornografía infantil a unas 20 niñas y algunos niños de entre 8 y 14 años de edad, los que participaban en encuentros sexuales, y también eran trasladados a Los Ángeles y a otras partes de Estados Unidos para comercializar sus cuerpos. Succar Kuri, también vinculado con “personajes poderosos” como el empresario Kamel Nacif y Mario Marín, entonces Gobernador de Puebla, fue detenido el 5 de febrero de 2004 en Chandler, Arizona.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/14-06-2014/1023102. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios