sábado, 24 de mayo de 2014

Incapacidad de la SEP ante incidencia de bullying escolar Alarmante indiferencia

Es alarmante la indiferencia e incapacidad con que actúan la Secretaría de Educación Pública y las autoridades educativas de prácticamente todas las entidades del país, en los casos de bullying y abuso sexual infantil que se presentan a diario en las escuelas de México.

Muchos de estos casos han cobrado vidas, como lamentablemente acaba de ser el caso del jovencito Héctor Alejandro Méndez Ramírez, de 12 años de edad, en el Hospital Infantil de Ciudad Victoria, Tamaulipas, a consecuencia del traumatismo craneoencefálico severo que sufrió el miércoles de la semana pasada en el salón de clases de la Escuela Secundaria General número 7, a cargo de cuatro compañeros.

No hace mucho, la opinión pública se conmocionó al saber que un niño de 7 años, que vivía en el municipio Unión de San Antonio, Jalisco, murió a causa de una infección y lesiones en los pulmones, provocadas, presuntamente, por agresiones sufridas en la escuela a la que asistía.

Días antes de la muerte del menor llamado Jonathan, su mamá, María del San Juan Ávalos de la Cruz, había acudido a una junta en la escuela primaria Valentín Gómez Farías cuando presuntamente éste fue sumergido en uno de los escusados del baño de los alumnos, por otro infante.

Hospitalizado en Guadalajara, el menor de edad cayó en paro respiratorio y murió a consecuencia de la infección en los pulmones, supuestamente provocada luego de que su cabeza fuera sumergida en un retrete.

Agresión a indígena mixteca en el DF

En diciembre del año pasado, se dio a conocer el caso de Angelina, una menor mixteca que por más de dos años era víctima de bullying, lesiones y humillaciones por parte de sus compañeros de clase en una secundaria de la SEP que se ubica en el barrio de Tepito.

La constante discriminación contra esta adolescente de 16 años ha sido solapada por maestros y personal de la Secundaria Técnica número 42 Ingeniero Alejo Peralta.

El punto dramático se suscitó una mañana de diciembre, durante un receso de clases, cuando sus compañeros le dieron una golpiza dentro del aula. El ataque fue grabado y subido a las redes sociales para alardear de lo que hicieron contra “una india bajada del cerro a tamborazos”.

Tras la agresión, los directivos y maestros de la secundaria que se localiza en Gorostiza y Tenochtitlan, colonia Morelos, sólo la trasladaron a una oficina, donde “recomendaron” a su mamá que la llevara al médico, pues recibió varios golpes, entre ellos una brutal patada en la cara ante las risas de estudiantes, hombres y mujeres.

México, primer lugar de bullying en el mundo

Enumerar la gravedad de cada caso sería tarea prácticamente imposible, dada la cantidad de ellos, pero si aún alguien duda de la magnitud de este problema, sólo basta señalar un dato por demás revelador: México ocupa el primer lugar en bullying a nivel mundial, de acuerdo a estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La OCDE revela que poco más del 7 por ciento de los estudiantes de secundaria consultados para el estudio dijeron haber robado o amenazado a alguno de sus compañeros de escuela. El 40.24 por ciento de los estudiantes de sexto grado de primaria declaró haber sido víctima de robo; 25.35 por ciento ha sido insultado o amenazado; 16.72 por ciento golpeado y 44.47 por ciento dijo haber atravesado por algún episodio de violencia. Por otra parte, 11 por ciento de los estudiantes mexicanos de primaria dijo haber robado o amenazado a algún compañero.

Para la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el bullying va desde la agresión física, psicológica o emocional, hasta el maltrato sexual y violencia cibernética, que de forma reiterada puede llegar a excluir socialmente a los afectados.

Ante tal panorama, la comisión destacó que el combate a este fenómeno requiere de un efectivo sistema de información sobre las dimensiones del problema y el grado de violencia que sufren los estudiantes.

El organismo dirigido por Raúl Plascencia Villanueva indicó que el acoso escolar ha llegado a un nivel en donde estudiantes de primaria y secundaria conforman pandillas para agredir físicamente a sus compañeros, muchos de los cuales llegan incluso al suicidio.

Abuso sexual infantil, también pasa desapercibido

Otro grave problema que afecta a niñas, niños y adolescentes de México, es el grave problema de abuso sexual infantil que sufren en escuelas públicas, ante el cual la SEP y las autoridades educativas de cada entidad del país prefieren ocultar, como ocurre con los casos de bullying.

Ambos problemas, además de ser evidentemente públicos, no han merecido acciones concretas por parte de las autoridades correspondientes, pese a su alta incidencia.

Las recomendaciones de la CNDH hacia la SEP han sido constantes en ambos temas, pero ninguno de ellos ha merecido especial atención por parte de las autoridades correspondientes.

En el ámbito legislativo, las cosas no parecen mejor, pues yoinfluyo.com dio a conocer cómo los congresos estatales omitieron desde hace un año dar cauce al exhorto de la Cámara de Diputados para sancionar con mayor severidad los delitos de violación y abuso sexual infantil.

El gobierno federal, concretamente la SEP, y por tanto su titular, Emilio Chuayffet, le deben una respuesta a la sociedad, así como acciones concretas para afrontar ambos temas. No hacerlo, pondrá en riesgo el sano desarrollo de las futuras generaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios