martes, 8 de abril de 2014

ESTADISTICAS: Nuevo Laredo Texas



En los últimos meses, han habido muchas noticias relacionadas a casos - tanto a nivel nacional como aquí en Texas - centradas en las fallas de nuestro sistema de justicia sobre la investigación y procesamiento de casos de abuso infantil, en particular el abuso sexual infantil, a principios de los años 1980 y 90. Como la mayoría de los estadounidenses, me encuentro con el corazón roto por las víctimas que no recibieron la justicia y la sanación que se merecían, y estoy igualmente preocupado por los casos que involucran condenas erróneas resultantes de mala evidencia, por lo general como resultado de la declaración comprometida de un niño víctima o testigo. Sin embargo, también es muy alentador el progreso que se ha hecho en cómo se realizan las investigaciones y las prácticas de hoy en día que han transformado este proceso.

Hace veinte años, no era raro que un niño que tuvo el valor de denunciar el abuso tuviera también que soportar una entrevista tras otra de personas con buenas intenciones pero a menudo figuras de autoridad que resultaban intimidantes o de entrevistadores sin adiestramiento.
A medida que cada entrevistador buscaba diferentes tipos de evidencia necesarias para construir un caso, no era inusual que los niños ansiosos de complacer,  adaptaran sus historias a las señales involuntarias de los entrevistadores, resultando en versiones contradictorias y casos comprometidos contra los presuntos autores. Del mismo modo, los entrevistadores a menudo tenían poca formación profesional y apoyo sobre cómo los niños hacen revelaciones y recuerdan experiencias, ya  que simplemente había poca investigación en este campo.

Actualmente en Texas, cuando el abuso es reportado a las autoridades, el niño entra en una red colaborativa de cuidado liderada por 68 centros de apoyo para niños (Children Advocacy Centers, CAC) que trabajan en todo el estado. Los CAC ofrecen un centro neutral en el que se integran y coordinan los esfuerzos de aplicación de la ley, Servicios de Protección Infantil, enjuiciamiento, y la comunidad médica y de salud mental. Como base de sus esfuerzos existe una herramienta única llamada la entrevista forense.

Creada para superar los bien intencionados  pero dañinos errores del pasado, la entrevista forense se lleva a cabo por expertos especialmente capacitados en técnicas investigadas cuidadosamente y diseñadas para obtener una explicación coherente, no guiada y una defensa sostenible de la verdad. Grabadas en video, estas entrevistas son utilizadas como evidencia proveyendo una voz coherente para la presunta víctima durante todo el proceso legal. Actualmente hay más de 100 entrevistadores profesionales que trabajan en los CAC de Texas. Estos profesionales reciben  40 horas de formación inicial antes de la realización de la primera entrevista, así como continua revisión por parte de colegas y educación continua anual. El impacto positivo tanto en el sistema de justicia y para las víctimas ha sido nada menos que milagrosa.

Me siento orgulloso de decir que este enfoque altamente eficaz, no sólo ha sido pionero en Texas, pero que la Procuraduría General ha proporcionado financiamiento crítico y apoyo para su desarrollo e implementación. En toda la nación, otros estados han seguido con entusiasmo el ejemplo de Texas, adoptando estos enfoques y rescatando un sinnúmero de niños de los horrores del abuso.
A pesar de nuestros avances, todavía hay más de 40,000 niños de Texas que ingresarán a un CAC este año debido al presunto abuso físico o sexual, por lo general a manos de un familiar o amigo. Afortunadamente, hay 68 centros CAC a través de Texas  llevando la responsabilidad de capturar sus historias con precisión y acomodarlos en el camino hacia la justicia y la sanación.

Al conmemorar el Mes de Concientización de Abuso Infantil en abril, animo a todos los texanos que se eduquen sobre las señales de advertencia del abuso para que los niños de nuestro estado sean escuchados cuando valientemente reportan un abuso. Cuando el público sabe que está bien reportar el abuso de menores, porque los sistemas establecidos trabajan de manera justa para todas las partes, nos acercamos de una vez y por todas hacia la erradicación de los delitos contra los niños.

Para obtener más información acerca de los signos y síntomas del abuso, y para encontrar un  centro CAC cerca de usted, visite la página de internetwww.onewithcourage.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios