miércoles, 8 de mayo de 2013

DENUNCIEN EL ABUSO


Chicago.- La mexicana Itzel Camacho, de 19 años, fue abusada sexualmente desde los siete años por un miembro de su familia.
Los padres recién habían emigrado a los Estados Unidos y decidieron mudarse de casa cuando la pequeña Itzel les contó sólo parte de la historia de lo que le estaba pasando.

En aquel entonces, la menor fue abusada sexualmente en varias oportunidades, en un lapso de dos años y aunque se mudó de casa, seguía viendo al abusador por ser un miembro de la familia. Cada vez que podía, éste la manipulada verbal y sicológicamente.

A causa del abuso, Itzel estaba siempre deprimida y molesta. Como quería un cambio, en el tercer año de secundaria contó a sus padres sobre el abuso.

PUNTO FINAL
La hermana menor de Itzel también comenzó a experimentar acoso por parte de esta persona y como temía que le ocurriera lo mismo que a su hermana, llamó a una línea de ayuda de víctimas de violencia sexual. Investigadores y trabajadores sociales fueron inmediatamente a la vivienda para conocer su caso. El hombre se encuentra cumpliendo una condena de seis años de cárcel.

Hace menos de un año Itzel acudió a la organización Mujeres Latinas en Acción, donde está recibiendo terapia y empieza a ver cambios en su carácter y personalidad. Ella y su hermana menor sometieron una solicitud para visa U, que se otorga a víctimas de un crimen, incluyendo violencia sexual, y les permitiría obtener estatus temporal, elegibilidad para trabajar y un camino a la ciudadanía.

"Ahora me siento muy bien; le estoy echado muchas ganas y esfuerzo a mi terapia y me siento una persona diferente", dijo Itzel.

PRESENTAN REPORTE
La jovencita compartió su historia en días pasados, cuando Mujeres Latinas en Acción llevó a cabo una conferencia de prensa para presentar el informe "Latina Portrait: Latinas and Sexual Assault".

Esta investigación escrito por Neusa Gaytán y Maralá Goode es la última de una serie de informes basados en las necesidades y experiencias de las latinas.

Examina el abuso sexual infantil, la trata de personas y el asalto sexual, explicando las barreras que enfrentan las víctimas y los servicios que necesitan para poder recibir un tratamiento integral de acuerdo con sus valores y su cultura.

Entre el 2008 y el 2012, el número de latinos que recibieron servicios de la Illinois Coalition Against Sexual Assault y centros afiliados aumentó de 28% a 35%. En el 2012 hubo 2,660 víctimas y 271 personas recibieron servicios de asalto sexual en el condado de Cook, según informes de InfoNet (Web de sistema de colección de datos).

DENUNCIEN EL ABUSO 
Neusa Gaytán, directora de programas de Mujeres Latinas en Acción y una de las autoras del informe, dijo a La Raza que hay muy pocos estudios dedicados a las latinas de Chicago y suburbios y poco personal que conoce la cultura y que habla español.

Según Gaytán, con este informe se pretende educar a la gente acerca de los mitos sobre la violencia sexual y sobre las barreras idiomáticas y culturales a la hora de buscar servicios en los hospitales de Chicago. "Muchos de los profesionales no conocen la cultura latina y no hablan español", afirmó.

"Hay 40 [hospitales] y nada más 20 ofrecen servicios para personas que han sido sobrevivientes de abuso sexual o que han tenido una violación. Tampoco hay los recursos necesarios para saber cómo navegar por todo el sistema legal", explicó la profesional.

Para Gaytán existe la necesidad de entrenar al personal que trabaja atendiendo estos casos, como por ejemplo, "hay que entrenar a las enfermeras en la técnica de Reiki, que se emplea para una persona que es violada, y entrenar a traductores y abogados porque muchas veces no saben nada de los latinos".

"Se recomienda invertir dinero y esfuerzos para que se haga educación con los jóvenes y empezar a hablar de violencia sexual desde chiquitos para que ellos sepan y no callen", agregó. 
Itzel, por su parte, expresó: "No tengan miedo de decirles a las autoridades, si están pasando por abuso sexual denúncienlo, pidan ayuda, somos fuertes y podemos seguir adelante".

MÁS INFORMACIÓN
Línea gratuita de crisis contra asalto sexual que atiende las 24 horas: (888) 293-2080. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios