miércoles, 17 de abril de 2013

La protección de la infancia

MÉXICO:

La fragmentación de las instituciones mexicanas permitió que la niña fuera llevada hasta El Salvador
Es preocupante la ausencia de datos oficiales sobre desapariciones de niñas, niños y adolescentes
Urgente reconocer que el crimen organizado trasnacional obtiene grandes ganancias ante la desprotección la infancia
El caso Valeria de cuatro años de edad muestra los graves vacíos que existen por parte del Estado mexicano para garantizar los derechos de la infancia. Estos vacíos se agudizan ante la fragmentación con que operan los diferentes sistemas que atienden a niñas y niños en México.

Valeria quien desapareció el pasado 1 de abril en Texcoco y fue localizada el día 12 en El Salvador, es un caso paradigmático que muestra que carecemos de un mecanismo de articulación en los casos de niñas o niños desaparecidos.

Desde la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) consideramos que si bien se activó la Alerta Amber y se difundió en diversos espacios su desaparición, dicha alerta fue insuficiente, muestra de ello es que la niña se localizó fuera de México.

El sistema de migración no fue efectivo para prevenir que Valeria fuera sustraída del país, su localización en El Salvador, da cuenta de que el crimen organizado transnacional está asociado con las desapariciones de mujeres, adolescentes, niñas y niños.

En este sentido, retomamos la declaración de Smirna de Calles, Jefa de la Unidad Fiscal Especializada de Tráfico Ilegal y Trata de Personas en El Salvador quien dijo a medios locales que "No es posible que una niña haya venido sola con un sujeto, sin mayores contactos y pasando por diferentes países".

Ante las declaraciones del presunto responsable que evaden la existencia de las redes internacionales, desde REDIM creemos que es pertinente que la investigación no se reduzca a un tema de seguridad pública, es necesario que se investigue a fondo este delito considerando las redes del crimen organizado.

Por lo anterior, sugerimos a las autoridades:

Atender a la niña y su familia, ofreciendo protección especial evitando su revíctimización y sancionando a los funcionarios responsables de la omisión y violación de sus derechos

Investigar la “ruta” por la que atravesó Valeria desde la denuncia, operación, acciones instrumentadas para localizarla y su salida del país.

Solicitar la extradición de la persona presuntamente responsable y detectar con quienes se vincula en el extranjero y si es que otras niñas o niños han sido cooptados de la misma forma.

Reconocer los vacíos institucionales que existen en el país para prevenir y atender la desaparición de niñas, niños y adolescentes, especialmente en los sectores sociales más vulnerados en el ejercicio de sus derechos.


Contar con datos oficiales sobre las desapariciones que se denuncian, las personas localizadas y aquellas que están en calidad de extraviadas o ausentes.


Recordamos que el Comité de los Derechos del Niño (CDN) ha solicitado al Estado de Mexicano la creación de un Sistema de Garantías de Derechos de la Infancia que articule las políticas públicas, programas e instituciones que atienden a la niñez, es decir, los subsistemas existentes como educación salud, justicia, seguridad.

Este caso, representa una oportunidad para reconocer la necesidad de contar con este Sistema el cual podría ser la alternativa para que estos hechos no ocurran, o bien sean atendidos de forma expedita y coordinada por las autoridades.

Atentamente

Juan Martín Pérez García
Director Ejecutivo
Red por los Derechos de la Infancia en México
@juanmartinmx
@derechoinfancia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios