jueves, 8 de noviembre de 2012

La quinta parte de los niños españoles podrían ser víctimas de abusos sexuales

ESPAÑA:



El abuso sexual puede llegar a afectar a entre el 15% y 20% de niños españoles, especialmente del sexo femenino, afirma un estudio realizado por la doctora en sicología Maribel Martínez y presentado en Valencia. En su libro titulado 'Abusos sexuales en niños y adolescentes', presentado en el Foro de Convivencia Manuel Broseta de Gandía, recoge los datos que testimonian que tan solo el 2% de casos de abusos se conocen. La razón es simple: cuando el abuso se produce dentro de la familia "la madre suele callar por miedo a su pareja, temor a la desestructuración familiar o por considerarse incapaz de afrontar por sí sola las consecuencias que acarrea el dar a conocer el abuso". De ahí que el abuso sexual infantil sea "un problema mucho más extendido en la sociedad española de lo que previamente podría estimarse", deduce la autora, que considera que es "urgente y necesaria la atención especializada que requieren no solo las víctimas de abuso sexual infantil, sino también sus familias y entorno social". Es de notar que según la publicación, hoy por hoy el tráfico de pornografía infantil "no viene presidido por el ánimo de lucro ni por motivos comerciales" y que últimamente se ha incrementado el intercambio de material entre pedófilos. Según la doctora, la participación del sector privado (tecnologías de la información y la comunicación, el turismo y los viajes, los sectores bancario y financiero) en la prevención de la violencia sexual "debe ser útil".   



El abuso sexual infantil puede llegar a afectar a entre un 15 y 20% de la población, especialmente del sexo femenino, y a pesar de ser un "problema social importante" suele mantenerse en secreto, ya que apenas se conoce un 2% de los casos.
Estos datos se recogen en el libro "Abusos sexuales en niños y adolescentes", de la doctora en Psicología Maribel Martínez, que se presenta hoy en el Foro de Convivencia Manuel Broseta de Gandia (Valencia), según un comunicado Universidad Internacional Valenciana (VIU), donde ha estudiado la autora.
Martínez, ex alumna del Máster Universitario en Prevención de Problemas de Conducta en la Escuela impartido por la VIU, asegura en el libro que el abuso sexual "suele mantenerse en secreto, tanto si es intrafamiliar como si es masivo a través de Internet".
La investigadora asegura que únicamente se conoce un dos por ciento de los casos, ya que cuando el abuso es intrafamiliar "la madre suele callar por miedo a su pareja, temor a la desestructuración familiar o por considerarse incapaz de afrontar por sí sola las consecuencias que acarrea el dar a conocer el abuso".
Según el libro, sólo el 50 por ciento de los niños revela el abuso y de éstos sólo el 15 por ciento es denunciado y finalmente el 5 por ciento procesado.
Por ello, expone que el abuso sexual infantil "es un problema mucho más extendido en la sociedad española de lo que previamente podría estimarse" y considera que es "urgente y necesaria la atención especializada que requieren no sólo las víctimas de abuso sexual infantil, sino también sus familias y entorno social".
El abuso sexual infantil puede llegar a afectar a un 15 o 20 por ciento de la población, lo que supone un problema social importante y que afecta a los dos sexos, señala la publicación.
Añade que las consecuencias de la victimización a corto plazo "son, en general, devastadoras para el funcionamiento psicológico de la víctima, sobre todo, cuando el agresor es un miembro de la propia familia" y, por ello, se expone que el diagnóstico precoz "tiene una enorme importancia para impedir la continuación del abuso sexual".

Según Martínez, los abusos sexuales producidos en la infancia provocan en el adulto "una existencia angustiosa, depresiva y drogodependencias varias, con posibles problemas de personalidad y frecuentes ataques fóbicos y de pánico".
En datos, un 70 % de víctimas de abuso sexual presenta secuelas a corto plazo, reduciendo esta cifra a un 50 % si es a largo plazo, pero la mayoría de los casos presentan cierta inestabilidad a lo largo de su vida.
El género femenino es un "factor de riesgo", ya que se produce una mayor incidencia en las niñas que en los niños en una proporción de dos a tres niñas por niño, debido a que la mayoría de los agresores son varones heterosexuales.
Asimismo, las edades de más riesgo son entre seis a ocho años, prioritariamente niñas, y también de once a trece años, en este caso, sobre todo, chicos en la pubertad.

Según recoge la publicación, en la actualidad se constata que el tráfico de pornografía infantil "no viene presidido por el ánimo de lucro, ni por motivos comerciales" y que se ha acrecentando el intercambio de material entre pedófilos.


http://www.lasprovincias.es/agencias/20121107/comunitatvalenciana/comunitat/abuso-infantil-afecta-poblacion-pero_201211071354.html


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/58126-quinta-parte-ninos-espanoles-podrian-victimas-abusos-sexuales


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios