martes, 9 de octubre de 2012

La Comunidad detecta 711 casos de maltrato infantil en 2011, el 13,7% de ellos por abusos sexuales


ESPAÑA:
La Consejería de Sanidad y Política Social detectó 741 casos de maltrato infantil en 2011, una cifra similar a la registrada en años anteriores al comienzo de la crisis. De ellos, unos 300 casos se remitieron al Fiscal de Menores por su gravedad, y el 13,7 por ciento del total fueron casos de abusos sexuales.
MURCIA, 9 (EUROPA PRESS)
En total, la Consejería ha detectado 7.508 casos de maltrato infantil desde que puso en marcha su programa de detección del maltrato infantil en 2003 hasta el 31 de diciembre de 2011, último dato conocido, según lo ha hecho saber en rueda de prensa la consejera del ramo, María Ángeles Palacios.
De las 7.508 notificaciones detectadas entre 2003 y 2011 en el Registro de Casos de Maltrato Infantil, un 72,4 por ciento proceden del ámbito de los Servicios Sociales, el 21,5 por ciento fueron puestas de manifiesto en el ámbito policial, el 5,3 por ciento del sanitario, y el 0,8 por ciento del educativo.
Palacios ha justificado que la detección de casos en el ámbito educativo es menor, proporcionalmente, porque los profesionales de este sector se incorporaron los últimos al programa, en 2008. Además, explica que la mayoría de los casos se derivan a los servicios sociales.
Al ser preguntada por la detección de posibles diferencias a lo largo del tiempo teniendo en cuenta la irrupción de la crisis económica, Palacios ha recordado que en 2003 se registraron 860 casos de maltrato frente a los 741 por lo que "no se puede decir que se haya agravado la situación" y "tampoco puede hablarse de descenso".
Palacios ha hecho estas declaraciones acompañada del director general de Asuntos Sociales, Igualdad e Inmigración, Leopoldo Navarro, y el director de Recursos Humanos del Servicio Murciano de Salud, Pedro Zaragoza, para dar a conocer los datos del Programa de Detección, Notificación y Registro del Maltrato Infantil.
El objetivo de este programa, según ha indicado, es "prevenir el maltrato infantil y adolescente en la Región mediante su detección precoz". Para ello, se vale de herramientas como la edición de manuales o la formación de los profesionales que trabajan en contacto con niños en todos los ámbitos.
Por ejemplo, el programa de detección de maltrato infantil cuenta con una hoja de registro estandarizada que el profesional del ámbito correspondiente cumplimenta con los principales indicadores. De hecho, Palacios ha señalado que las dos herramientas informáticas OMI, en Atención Primaria, y 'Selene', en los hospitales cuentan, como novedad, con el formulario para que puedan hacer el registro de un posible maltrato.
Este formulario se cumplimenta en los diversos ámbitos de actuación y también cuando se trata sólo de sospechas, porque "es preferible archivar denuncias con indicios a dejar escapar un caso". Incluso, Navarro dice que esta hoja se cumplimenta cuando unos padres pierden a su hijo en un centro comercial, sólo con el fin de dar un toque de atención a los progenitores y decirles que no se les puede escapar el niño de la mano.
Y es que, al hablar en maltrato infantil "solemos pensar en las situaciones más graves, crueles y perversas", olvidando que "existen otras muchas formas de maltratar a la infancia que son menos visibles socialmente", añade Palacios. Al respecto, explica que el abanico de maltrato infantil abarca desde la negligencia a los casos de falta de supervisión, desinterés o abandono emocional por parte de los progenitores.
Incluso, Navarro puntualiza que el hecho de que unos padres manden a su hijo al colegio todos los días con bollería industrial para el almuerzo puede ser detectado por profesionales del ámbito educativo. Dependiendo de la gravedad, estos casos pueden llegar a ser considerados maltrato infantil y requerir la intervención de los servicios sociales en los casos "más extremos", tal y como pasó recientemente en Galicia, cuando "se le retiró la tutela de un niño a su familia porque llegó a una situación de obesidad mórbida".
En los casos más leves de maltrato infantil, la Consejería puede actuar a través de sus servicios asesorando a las familias. No obstante, Navarro puntualiza que en el 90 por ciento de los casos hay situaciones más graves y extremos de desprotección, en los que los servicios sociales pueden asumir la tutela de los menores o, incluso, remitir los casos a la Fiscalía de Menores en los casos extremadamente graves.
Por ejemplo, Navarro ha señalado que se remiten a la Fiscalía de Menores los casos de abusos sexuales. De hecho, explica que la detecciones de algunos maltratos han ayudado a detectar y descubrir algunas redes de pederastia en la Región de Murcia. "Por eso es fundamental que la gente denuncie ante cualquier sospecha".
Navarro dice que "falta que la gente se empiece a concienciar", porque "lo que era normal entre comillas hace 20 años ya no es normal". Cita como ejemplo los casos de "dar cachetes en el culo o dar una colleja, que hoy día pueden ser síntomas de maltrato".
REGISTRO DE CASOS DE MALTRATO INFANTIL EN LA REGIÓN
En cuanto al tipo de maltrato detectado, se aprecian diferencias significativas entre los ámbitos de notificación. Entre las notificaciones de la policía y los Servicios Sociales destacan la negligencia, con un 79,9 y un 63,1 por ciento respectivamente, mientras que en los ámbitos sanitario y educativo prevalecen los casos de maltrato físico, con un 34,6 en Sanidad y un 39,3 en Educación.
En su conjunto, el 64,28 por ciento de las notificaciones son por negligencia, el 12,36 por ciento por abuso sexual, el 11,71 por ciento por maltrato emocional y el 11,65 por ciento por maltrato físico.
En función de los casos registrados en la Región, un 60,9 por ciento de los niños maltratados son varones, el 42 por ciento con una edad comprendida entre 13 y 17 años, y el 64 por ciento de nacionalidad española.
Respecto al nivel de gravedad, el 49 por ciento son casos leves o moderados, el 26 por ciento graves, el 16 por ciento corresponde a situaciones de desamparo -muy graves- y el nueve por ciento son casos de maltrato extrafamiliar.
Por ámbitos, se observa una marcada diferencia en las edades de los menores, ya que en el ámbito sanitario son los niños y niñas de uno a tres años los casos más notificados (24,7 por ciento), junto a los de menores de un año (18,8), mientras que en servicios sociales predomina el grupo de edad de 13 a 15 años (23,8 por ciento), al igual que los remitidos por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, aunque en este ámbito los menores de esa edad suponen el 44,5 por ciento. En el ámbito educativo predominan los menores de 7 a 9 años, que representan un 26,7 por ciento del total.
FORMACIONES DE PERSONAL SANITARIO
Los profesionales sanitarios de los centros de salud, hospitales y centros de salud mental de las diferentes Áreas de Salud de la Región de Murcia, y trabajadores sociales de los ayuntamientos y la Comunidad, tendrán la oportunidad de formarse en prevención y detección precoz del maltrato infantil, gracias a las 11 acciones formativas del Programa de Atención al Maltrato Infantil para el último cuatrimestre del año.
Palacios, explicó que desde que se inició la implantación del 'Programa de Detección, Notificación y Registro del Maltrato Infantil' "hemos realizado un total de 215 ediciones de los cursos de formación, tanto en el ámbito de los Servicios Sociales, la Sanidad, la Educación y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, con los que hemos cubierto la formación de más de 5.000 profesionales".
En este sentido, avanzó que la Red Europea de Observatorios Nacionales de la Infancia ha destacado como buena práctica el Programa de Detección, Notificación y Registro del Maltrato Infantil de la Región de Murcia, "pues si bien todas las comunidades tienen sistemas similares, tan sólo la nuestra ha sido capaz de desarrollarlo y extenderlo a todos los ámbitos: servicios sociales, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, Educación y Sanidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios