domingo, 13 de noviembre de 2011

ANGUS DEI


El abuso sexual infantil es ya un tema difícil de tratar, y cuando además esa violación es perpetrada por un miembro de una institución como la iglesia católica, la polémica no tarda en aparecer, sin embargo, a pesar del reto, la directora Alejandra Sánchez asumió la responsabilidad de proyectar en la gran pantalla la historia de Jesús Romero, un hombre que durante su niñez y parte de su adolescencia sufrió el abuso constante de un sacerdote.
La cineasta, quien ya había tratado la problemática de violencia contra las mujeres que se vive en el norte del país, en su anterior proyecto con el título Bajo Juárez, no hizo un trabajo de denuncia más. "Estoy contenta por el estreno, porque creo que es un tema del que se tiene que hablar. Fue interesante llevar (al cine) una temática que fue abordada de una manera seria y profunda por investigadores y periodistas. Supe de las múltiples denuncias de delitos sexuales cometidos por sacerdotes en contra de niños, me empapé del tema y lo considero interesante", dijo Sánchez en entrevista con Crónica.
Luego de documentarse, Alejandra se dio a una tarea: "Buscar las voces que han sido víctimas, por suerte me encontré con Jesús Romero, porque se vuelve una voz ejemplar dentro de quienes han sufrido este tipo de abusos", reveló la cineasta.
"Me costó mucho trabajo hablar, pero hay otras personas a las que les cuesta más, sentí una responsabilidad para con aquellos que no han hablado y para denunciar esto que pasa dentro de la iglesia", expresó Jesús, quien fue víctima de los abusos del padre Carlos López Valdés, desde que tenía 11 años y hasta sus 20 y que ha superado gracias a la terapia que ha tomado durante más de 7 años.
El camino no ha sido fácil para él ni la directora: "Después de que denuncié (en 2007), un sacerdote iba cada semana a mi casa. Ahora que está a punto de estrenarse la película, un hombre llamado Álvaro Romero Gallegos, quien trabaja en el Colegio de Abogados Católicos, se ha dedicado a amenazar a las víctimas que han denunciado ante la iglesia, que fueron abusados por el mismo sacerdote", agregó Jesús.
Las pruebas de ese y otros actos ilícitos del sacerdote, expresaron Jesús y Alejandra, están en su poder a través de archivos fotográficos, sin embargo, existen en el documental imágenes de jerarcas de la iglesia, por lo que no descartan un escenario como el que se vivió en Presunto Culpable.
"La reacción que hemos tenido es la clasificación de RTC, c, fue muy severa. Sé que no todos (los sacerdotes) son así, hay hombres muy cabales pero entre sus filas hay pederastas y están protegidos", finalizó Sánchez.
Eduardo Gutiérrez Segura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios