miércoles, 26 de octubre de 2011

Espíritu Santo o Decisiones Humanas

 Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar.
De pronto, vino del cielo un ruido, semejante a una fuerte ráfaga de viento,
que resonó en toda la casa donde se encontraban.
 
Entonces vieron aparecer unas lenguas como de fuego, que descendieron
por separado sobre cada uno de ellos.







Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en distintas
lenguas, según el Espíritu les permitía expresarse»,Hch 2, 1-4.
En la actualidad muchos líderes religiosos dicen hablar en nombre de Dios, otros dicen heredarlo o que lo reciben por la ordenación sacerdotal o también que son llamados desde el vientre materno para servir a Dios, al igual como lo fue el profeta Jeremías, «Jer 1, 4-5».
El misterio del llamado de Dios y la respuesta del hombre, sea responder a Dios con generosidad o no, son aspectos diferentes que no pueden utilizarse para justificar los escándalos de la jerarquía católica.
Apartar de la comunidad, era una práctica común de la Iglesia primitiva cuando alguien cometía un escándalo, claro intentaban hablar y ayudarlo primero, eran aspectos que contradecían la fe que públicamente el individuo del escándalo decía tener en «CRISTO JESÚS».
Haciendo a un lado los escándalos de SIMONÍA, HOMOSEXUALIDAD, REBELDIA etc. que propiamente han sido y son practicados por algunos miembros la jerarquía católica, podemos decir que pareciera que la PEDERASTIA de algunos sacerdotes es vista como pecado por algunos obispos y no como un acto depravado o delito que no debe de ser dialogada ni negociado, bajo ningún pretexto. La remoción de parroquia que algunos obispos hacen de estos sacerdotes pederastas, en varias partes del mundo les ha costado la mitra, el Vaticano no ha tenido más remedio que obligarlos a dimitir del gobierno de la diócesis, el Vaticano no lo ha hecho por iniciativa, lo ha hecho por la presión social, ¿acaso necesitamos presionar en México para que esto suceda?, en Estados Unidos ya sucedió y está sucediendo, los obispos americanos temen darle protección a algún sacerdote pederasta, no lo hacen por el pueblo ni por la fe, temen perder su mitra o terminar en la cárcel.
 
México es un país que estamos viendo crecer en todos los aspectos, claro que hay mucho por hacer, hay temas tristes que están siendo difíciles de erradicar como es el narcotráfico, pero considero también que hay aspectos tristes, o reminiscencias culturales que todavía venimos arrastrando, como es el caso de permitir que los obispos decidan el futuro de los sacerdotes que han supuestamente caído en«PECADO», criminales pederastas, cuando en realidad, como ciudadanos cometieron un crimen y deben de pagarlo con la prisión como el resto de los ciudadanos, ¿acaso la ley contempla criminales consagrados a Dios? ¿Existe alguna persona que apoye la decisión de estos obispos? ¿Por tener su favor? ¿Para que le prometa el cielo cuando mueran como sucedía en el renacimiento? Esto me recuerda al italiano Dante Alighieri, autor de la novela «La Divina Comedia»,en pleno renacimiento, viendo los escándalos y excesos de la jerarquía católica, se inspiró para escribir esta novela.
 
Hay que denunciar para poder ofrecerles nuestros hijos un mundo mejor o seguir callados y viviendo del dolor y abuso que otros impunemente hacen.
 
Les mando un fuerte abrazo.
Su amigo Juan M. Castro
Autor de la novela, «Abandonados en la Oscuridad».

www.abandonadosenlaoscuridad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios