miércoles, 28 de septiembre de 2011

Confidencias entre niñas de 11 años.

Te puedo platicar algo? ¡Pero es un secreto y no puedes decírselo a nadie!

Ya se viene el puente del 16 de Septiembre y no quiero ir al rancho de mi tio Alfredo por que me hace cosas que no me gustan, por las mañanas muy temprano o por las noches cuando mi mamá están dormida, siempre se mete a mi cuarto y me empieza a tocar. Cuando nos bañamos en el rio con dice que va a nadar con nosotros y por abajo del agua siempre me esta tocando.

Todas las vacaciones vamos para alla por que mi mamá lo quiere mucho, dice que ha sido muy bueno, que siempre manda los boletos del camión para que vayamos a visitarlos. En semana santa pide que mi mamá y yo nos adelantemos y mi papá nos alcanze alla en el Viernes Santo, esas veces son las peores, por que mi mamá se va a platicar con mi abuelita y ayudarla con la casa o al mercado y siempre me dejan a solas con el.
¿Por qué no le dices a tu mamá?

Por que tengo mucho miedo,  mi mamá es muy enojona, si le digo eso lo va a golpear y el trae pistola, la mata o la meten a la cárcel  ¿Que voy a hacer yo con mi hermanito? El papá de mi hermano no es mi papá, el es muy bueno conmigo, pero si le pasa algo a mi mamá y me mandan con mi papá… ¡Yo no quiero, a el lo dejamos por que nos pegaba muy fuerte a mi mamá y a mi!

¿Y si le decimos a mi mamá que tu me invitaste a otro lado para el puente? No, no va a funcionar, ella siempre quiere que vayamos a ver a mi abuelita Meche.

Ni modo, no puedo hacer nada, me voy a llevar a Durango muchos shorts y mi chamarra grande para que no me pueda tocar. Voy a tener mucho calor, pero no me importa, prefiero deshidratarme a sentir sus manos asquerosas y su olor a cerveza…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios